No enojarnos!!! Todo lo podemos en Cristo

Hechos 28:1. 

Y cuando escapamos, entonces supimos que la isla se llamaba Melita (o Malta) . 
 2. Y los bárbaros nos mostraron no poca humanidad; porque, encendido un gran  fuego, nos recibieron a
todos, a causa de la lluvia que venía, y del frío.  
3. Entonces Pablo habiendo recogido algunos sarmientos, y puéstolos en el fuego, una víbora, huyendo del calor, le acometió a la mano.  
4. Y cuando los bárbaros vieron la bestia venenosa  colgando de su mano, decían los unos a los otros: Ciertamente este hombre es homicida, que escapado del mar, el castigo no lo deja vivir. 
 5. Mas él, sacudiendo la bestia en el fuego, ningún mal padeció. 
6. Pero ellos estaban esperando cuándo se había de hinchar, o caer muerto de repente; mas habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, mudados, decían que era un  dios.  
7. En aquellos lugares había heredades de un principal de la isla, llamado Publio, el cual nos recibió y hospedó tres días humanamente.  
8. Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebres y de disentería; al cual Pablo entró, y después de haber orado, le puso las manos encima, y le sanó;  
9. y esto hecho, también otros que en la isla tenían enfermedades, llegaban, y eran sanados;  

Este pasaje bíblico es sin duda especial, no solo se muestra la mano poderosa de Dios obrando por medio del apóstol, sino también la fe de Pablo en acción delante de muchos testigos! 

Pablo quien alguna vez fuera perseguidor de la iglesia primitiva, Dios permite su conversión en damasco, para luego ser perseguido por aquellos a quienes servia! 
Tal conversión marcaría toda su vida, entregando todo su corazón! 

Los cimientos de su conversión sobrepasaban sus deseos, el era fiel de raíz, la persona que hecha raíces, no tiene dudas de lo que Dios le habla! 

La puerta de nuestra vida es nuestro corazón, la pregunta es:
que guardas en tu corazón?
A quien dejas entrar a tu corazón?


Efesios 4;31. 
Toda amargura, y enojo, e ira, y gritería, y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia;  32. antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdonándoos los unos a los otros, como también Dios os perdonó en el Cristo. 

Asi como el Apóstol Pablo sacudió la víbora  al fuego, así debemos sacudir las cosas que manchan nuestra vida en santidad! 

Efesios nos aclara algo de lo que no tiene que entrar a nuestro corazón!

Amargura
Enojo
Ira
Gritería
Malicia 

Cuando estas en amargura, es porque no pudiste evitar que la víbora te mordiera, y es ahí donde mas debemos clamar e impedir caernos! 
Aquí en estos momentos es donde debemos aferrarnos al Señor! Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!