Mantener el fuego encendido


Levítico 6:8. 

Habló aún el SEÑOR a Moisés, diciendo:  9. Manda a Aarón y a sus hijos diciendo: Esta es  la ley del holocausto: (es holocausto, porque se quema sobre el altar toda la noche hasta la mañana, y el fuego del altar ardirá en él:) 
10. El sacerdote se pondrá su vestimenta de lino, y se vestirá pañetes de lino sobre su carne; y cuando el fuego hubiere consumido el holocausto, él apartará las cenizas de sobre el altar, y las pondrá junto al altar.  11. Después se desnudará de sus vestimentas, y se pondrá otras vestiduras, y sacará las cenizas fuera del real al lugar limpio.  12. Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que  el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará sobre él el holocausto, y quemará sobre él los sebos de la paz.  13. El fuego ardirá continuamente en el altar; no se apagará.  14. Y ésta es la ley del presente: Lo ofrecerán los hijos de Aarón delante del SEÑOR, delante del altar.  -



Somos Reyes y Sacerdotes
Ahora nosotros somos templo del Espíritu Santo, y como dice esta palabra, el fuego siempre debe estar encendido! 



Cuando hay sacrificio, hay muerte, cuando hablamos de sacrificios en nosotros tiene con querer matar el viejo hombre, pero el hombre no puede matar nuestra vieja naturaleza sin el fuego de Dios,
Es tener un encuentro con lo sobrenatural, ser transformados de raíz, el verdadero encuentro con Dios es un requisito esencial.
No podemos cambiar sino nos toca Dios! 



Sino hay un cambio de naturaleza no podrás matar al viejo hombre, en la antigüedad, lo único que consumía el pecado era el fuego de Dios!
Sino hay una experiencia personal con el fuego de Dios no hay cambio! 
El holocausto debía ser transformado en cenizas, totalmente cambiado de naturaleza!
Cuanto tiene que morir o quemar nuestra vieja naturaleza?
Como sacerdote del Señor todos los días debe ser sacrificada en el fuego nuestra vieja naturaleza! Para que este la consuma



El fuego no se apaga, pero podemos apagarlo,
Pero el verdadero fuego de Dios arrasa con su presencia!
Las cargas se van , derriba todas las mentiras del diablo y te limpia, te purifica y te santifica, y esto es un proceso.



El bautismo del Espíritu Santo es el comienzo de tal proceso 
Debe despertarse en nosotros el deseo de querer cambiar!
Este proceso no sólo es exterior sino también interior, pues para que códigos. El fuego debe haber santidad!



1 Pedro 1:14. 
como hijos obedientes, no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;  15. mas como aquel que os ha llamado es santo, semejantemente también sed vosotros santos en toda conversación;  16. porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 



Que es lo que contamina nuestra santidad?
No lo que entra solamente a nuestro corazón, sino también lo que sale de el!



Pero hay buenas noticias:
Al final el sacerdote debía sacar las cenizas, dejando claro que antes hubo fuego!
El tema es cual es tu Sensibilidad? Hay fuego o aún reina el pecado en Ti?
Cuando estamos sensibles al Espíritu Santo estamos encendido por medio de su fuego!
Si estamos encendidos permanecemos en el primer amor!
Luego los sacerdotes se cambiaban de sus ropas y cuidaban de que el fuego  nunca se apagara!
Debían echar leña constantemente 
Cuando tenemos deseos de crecer, de buscar a Dios, de adorarlo eso es echar leña! 
Hay veces que hacemos que la llama este a punto de apagarse, es ahí donde debemos echar leña para volver a encender la llama! 
Dios quiere encenderte, el tiene siempre misericordia de ti 
Aveces podemos apagar la llama con religiosidad! Debemos ser transparente con el Señor y reconocer nuestras faltas, hay quienes pueden llegar a tener vergüenza a estar encendido por haber apagado repetidamente su fuego!
Pero Dios quiere encendernos diariamente para llevar a otros su palabra!