Estar junto en el fuego de Dios


Una iglesia sin fuego es como un club!
El fuego de Dios es esencial 
No debemos dejar que se apague
Hay que valorar lo que Dios nos da! 

Jeremías 18:2. 
Levántate, y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras.  3. Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él hacía obra sobre una  rueda.  4. Y el vaso que él hacía de barro se quebró en la mano del alfarero; y tornó y lo hizo otro vaso, según que al alfarero pareció mejor hacerlo.  5. Entonces vino a mí palabra del SEÑOR, diciendo:  6. ¿Por ventura no podré yo  hacer de vosotros como este alfarero, oh Casa de Israel, dice el SEÑOR? He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh Casa de Israel.  -

Este pasaje habla de una vasija que se echa a perder, símbolo de el creyente que a desviado su camino de Dios y debe re-hacerse 

Nosotros somos el cuerpo de Cristo, como iglesia debemos andar en victoria, pero aveces parece más que una iglesia, un campo de heridos de guerra!

Cuando tu cuerpo no anda bien, debemos ir a un especialista en tal afección!
Así el Señor se ocupa de todas nuestras necesidades 

A nuestro cuerpo Espiritual debemos cuidarlo como nuestro cuerpo natural, debemos mantenerlo limpio y sin mancha!
Dios es quien nos levanta, el nos da su fuego!

1 Corintios 12 -  26
De tal manera que si un miembro padece, todos los miembros a una se duelan; y si un miembro es honrado, todos los miembros a una se gozan.  27. 
Y vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno  en particular.  - 

Como dice esta escritura, todos pertenecemos al mismo cuerpo, por lo tanto sí uno se duele, todo el cuerpo lo padece, por tanto sí uno está encendido, todos debemos estar encendidos! 

Como toda restauración, llevara un tiempo tu restauración, pero al final estar en victoria! 

Para estar firmes debemos estar equipados! 
Debemos estar preparados!
El cuerpo para conservarse de estar en movimiento físico, el cuerpo Espiritual lo mismo! 

La principal defensa es el Fuego del Espíritu Santo, el cual debemos cuidar para esta libres de enfermedades y llenos de Dios!

Dios te bendiga...