MIRAD LAS COSAS DE ARRIBA...

Que nuestro propósito sea poner la vista en la cosas de arriba, las que edifican, fortalecen, animan y merecen la pena, no en las cosas que se deterioran y perecen.

Alejemos nuestra vista de la tierra y enfoquémos nuestra mirada a lo eterno.

Amén!