Condiciones para Entrar en el “Reino de los Cielos”:


Mateo 18:3

3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
Ser Como Niños:
7 cualidades de un Niño:
2) Serviciales: Siempre dispuesto a ayudar y servir.
1) Humildad: Los Niños cuando juegan entre si, no hacen diferencia de, por ejemplo. Niveles sociales.
5) No tienen malicia: Nada de rencor, sin Venganza..
3) Curiosidad: Llenos de asombro y entusiasmo por aprender. 4) Deben Crecer: Siempre tienen deseos de aprender y recibir: Buena alimentación.
Marcos 5:21-23, 38-39
6) Dependencia: Reconocen que necesitan del otro, están bajo autoridad. 7) Creer: No cuestionan, creen lo que le dices. No pierden el entusiasmo de creer.
22 Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies,
21 Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran multitud; y él estaba junto al mar. 23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.
La niña era Pura y entregada a Dios, Con hambre de Dios.
38 Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho. 39 Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme. La clara actitud de Jesús, Vio al padre quebrantado y con fe. La Niña Dormía: En lo espiritual el creyente tiene una Parálisis espiritual.
Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás había bajado al interior de la nave, y se había echado a dormir.
Por eso en el cristiano el movimiento de las aguas debe ser constante. Para que esta “parálisis”, no acontezca debe haber “Arrepentimiento” El mejor ejemplo de dormir espiritual es Jonas: Jonás 1:5 Por lo tanto la mejor actitud que podemos tomar es hacer como Jairo, que fue y no se quedo tranquilo y “molesto” a Jesús hasta que le contesto. Debemos permitir que nos toque el Señor,
No esperar que venga la tormenta…
Atencion especial al Padre,