JESUS NUESTRO MEJOR AMIGO

1. Amistad= Amor:

Cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo. (Mateo 22:39)
La base con la cual se fundamenta la amistad es el amor, sino se quiere a la persona de corazón, como se quiere a si mismo, no será una amistad verdadera. Si amamos a Dios, con ese amor que él nos ha dado debemos querer a nuestros amigos.

2. La Amistad no se dice, se demuestra:

El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.(Proverbios 18:24)
Como lo mencionaba anteriormente, muchas personas hoy en día dicen llamarse “amigos” pero solo de titulo.
La verdadera amistad se demuestra con hechos. Entre mas amor demos, mas unidos seremos con nuestros amigos.

3. La Amistad es estar en las buenas y en las malas:

En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia. (Proverbios 17:17)
Tenemos que ser amigos en todo tiempo. La verdadera amistad se prueba ante las dificultades y los problemas.Son amigos fieles aquellos que permanecen antes, durante y después de las tribulaciones.

4. La Amistad es actuar y hablar con la verdad:

Fieles son las heridas del que ama; Pero importunos los besos del que aborrece. (Proverbios 27:6)
Los verdaderos amigos son transparentes y siempre nos dirán la verdad, haciéndonos ver nuestras fallas con amor o amonestándonos cuando actuamos mal aunque nos duela, pero todo será para nuestro bien.

5. La Amistad es querer a alguien imperfecto:

No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo! (Romanos 3:12b)
El punto es, que debido a que todos somos pecadores, todos le vamos a fallar a Dios y a las personas. Por eso debemos de grabarnos en la mente “La Gracia de Dios”, que es amar a alguien sin merecerlo.. Así como Dios nos amó de manera inmerecida en la cruz a pesar de ser malas personas, debemos amar a nuestros amigos y enemigos por igual.

6. La Amistad no es para siempre, Dios si:

Si alguno de ustedes quiere ser mi discípulo, tendrá que amarme más que a su padre o a su madre, más que a su esposa o a sus hijos, y más que a sus hermanos o a sus hermanas.
Ustedes no pueden seguirme, a menos que me amen más que a su propia vida. (Lucas 14:6)
Los amigos no son eternos en esta vida, ya que a medida pasa el tiempo muchos de ellos se apartan de nuestro camino, por eso Dios nos pide que lo amemos más a él que a las personas, pues aunque pasen los años El siempre será nuestro amigo fiel.