El deber cristiano

El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.
Amaos los unos a los otros con amor fraternal;
 en cuanto a honra, prefiriendoos los unos a los otros.
Romanos 12:9-10