¡Vamos a celebrar a Jehová!
Porque él levanta del polvo al pobre 
y al menesteroso del muladar
para hacerlo príncipe y príncipe de su pueblo.
¡Bendito sea Dios por siempre!